Almidón de yuca

Almidón de yuca

El almidón o fécula es una macromolécula compuesta por dos polisacáridos, la amilosa y la amilopectina. Es un glúcido de reserva de la mayoría de los vegetales y la fuente de caloría más importante consumida por el ser humano. Es un constituyente imprescindible en los alimentos en los que se encuentra como cereales, tubérculos o bulbos, desde el punto de vista nutricional. Gran parte de las propiedades de los productos de panadería y repostería pueden explicarse conociendo las características del almidón.Vamos a iniciar este blog haciendo el ingrediente principal de casi todos los amasijos: el almidón de yuca.

Para ello vamos a pelar, lavar y rallar la yuca con un rallador fino, en un recipiente con agua para facilitar que suelte el jugo lechoso.

Luego vamos a colar en un paño de tela la masa resultante, exprimiendo hasta que retiremos casi toda la humedad.

El líquido resultante lo dejamos reposar varias horas hasta que comprobemos que los sólidos se han separado del líquido (Si queremos obtener almidón agrio alargamos el tiempo de reposo hasta lograr la fermentación). Luego lo decantamos.

Una vez hayamos eliminado todo el líquido llevamos el recipiente con el poso al sol para que seque. Cuando el almidón está totalmente seco lo desmenuzamos y lo guardamos en recipiente hermético. La pulpa sobrante se utiliza para hacer casabes. Pero este es tema de otra entrada.

Sin comentarios

Publica un Comentario

Publicidad